Von der Leyen abre la puerta a pactos con algunos de los grupos ultraderecha | Internacional

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, es la rival de campaña para las elecciones europeas del 9 de junio. El primer debate entre los candidatos, celebrado este mes en la ciudad holandesa de Maastricht, retrató a los hombres que podían inspirar respeto. Alemania, el gran cartel electoral del Partido Popular Europeo, se ha convertido en el blanco de la mayoría de las críticas de sus rivales en todos los puntos abordados: desde la política de medio ambiente hacia el exterior. Los grupos también estaban sujetos al poder del gobierno europeo en cuanto a la política de pactos entre cómics. Y aquí es donde ya se abre la puerta a contactos con determinados colectivos que tienen derecho a que su formación les sea solicitada directamente por su pertenencia a la ECR (siglas de Reformistas y Conservadores Europeos), formación en la que se incluye Vox o Hermanos de Italia, el partido de la primera ministra Giorgia Meloni: “Depende mucho de la composición del Parlamento y de quién forma parte de cada grupo”, dijo Von der Leyen.

Durante la parte del debate del alcalde, organizado por la edición europea del periódico digital Política y Studio Europa, Alemania tiene puntos de vista cuestionados por sus rivales, principalmente aquellos que no forman parte de la gran coalición que gobernó la UE desde sus inicios (conservadores, liberales, representados por Alemania también Marie-Agnes Strack-Zimmermann, y socialdemócratas, con Nicolas Schmit, de Luxemburgo, como principal candidato). Ella no rehuió la pelea. Se peleó con el candidato de los Verdes, el holandés Bas Eickhout -el más dinámico de los participantes en el debate- cuando afrontó sus posibles alianzas en las elecciones, en un momento de la reunión. Von der Leyen ya tiene muy claro que no impugna el pacto con la ultraderecha. La línea roja ya está en camino para grupos que incluyen a la formación más importante del Acta del Parlamento, ID (Identidad y Democracia), y que son las formaciones más relevantes en Rusia o las menos críticas con la invasión de Ucrania, entre ellos el partido ultraalemán Alternativa para Alemania (AfD). Las críticas a estas formaciones, tanto por parte del empresario como de otros candidatos, han sido incesantes, acusando en varias ocasiones a su representante, el danés Anders Vistisen, de haber sido víctima de la reciente detención la semana pasada de un asesor de AfD por espionaje. para China.

Pero en las próximas elecciones europeas hay dos certezas: una, la conservadora alemana Ursula von der Leyen es la gran favorita y otra, que los grupos ultras suelen tener mayor representación. Esta es la última vez que podemos abordar la cuestión de la capacidad del bloqueo tradicional del partido para construir la UE, la gran coalición moderada que adhiere a los socialdemócratas, los liberales y los demócratas conservadores. Es por esto que Von der Leyen no se ha revelado en contacto con algunos de los países que están en el grupo ECR. Entre los diputados de Vox y los ultraconservadores Polacos de Ley y Justicia (PiS), en este grupo, también estará Hermanos de Italia o el partido que gobierna en la República Checa. Las formaciones, al igual que los hombres de Jaroslaw Kaczynski, se oponen claramente a la agresión rusa contra Ucrania.

Posibles alianzas entre elecciones fueron discutidas en el tercer bloque temático que trata sobre la democracia. Otras cosas que han ayudado a galvanizar la agenda europea en los últimos años: la política de cambio climático, la seguridad y la defensa. El menú de temas fue seleccionado por la Universidad de Maastricht mediante la participación en encuestas.

Y en la primera parte, el ambiente, queda claro que Diane está en casa de Von der Leyen. Además, su principal rival teórico, el socialdemócrata Nicolas Schmit, no será el más incisivo frente a ella. Los luxemburgueses formaron parte del Colegio de Comisarios, donde ocuparon el mapa del empleo y los derechos sociales, durante estos cinco años, mientras Von der Leyen estaba en los tribunales.

Schmit está inmerso en un discurso socialdemócrata clásico. Defendió normas medioambientales que no se han respetado en los últimos años: “Habrá un error en el cambio climático”. Pero también tiene una posición socialdemócrata más clásica cuando se trata de “política climática justa” y cuando los agricultores protestantes lo hicieron principalmente por “insumos”.

Conéctate a EL PAÍS para seguir todas las novedades y leer sin límites.

Inscribirse

En aquel momento, Von der Leyen defendió los ataques cometidos por “inversiones masivas”, siendo protagonista del sector privado. No defendió el aumento de los residuos públicos mientras el candidato de Izquierda, el austriaco Walter Baier, le reprochó que la mayoría de los cálculos conocían la necesidad de invertir más de miles de millones de euros durante el año para alcanzar los objetivos de descarbonización, de lo contrario así era. publicado por la Unión del Mercado de Capitales como medio para atraer inversiones privadas. Eickhout también pidió más recursos públicos, incluido un fondo verde.

“Apague el fuego inmediatamente”

Von der Leyen también se ha convertido en un flanqueador de ataques para bloquear el debate, la política exterior. El jefe del ejecutivo comunitario se comprometió a mantener su postura sobre Israel porque señaló que una invasión de Rafah era «inaceptable» y pidió «disparo inmediato y liberación de ingresos».

El debate de estas lunas fue el acto inaugural del jefe de campaña europea. Cada vez la familia política continental está representada por sus principales jefes de cartel, aunque varios de sus candidatos no sean candidatos europeos. En el caso de Von der Leyen, Schmit o Baier, pueden encontrarse en un equilibrio difícil: elegir presidir la Comisión Europea y, sin embargo, no aparecer en las listas electorales de eurodiputados.

Esta curiosa situación responde a la postura del presidente francés, Emmanuel Macron, que pide al presidente de la Comisión Europea recuperar los cabezas de lista de los partidos que compiten en las elecciones. Y adoptó el Tratado de Lisboa, así como la entonces vigente Constitución de la UE. Es entonces cuando el Consejo Europeo –que decide, los líderes de los Estados miembros– elegirá a la persona que presidirá la Comisión teniendo en cuenta el resultado electoral y que, entonces, esta elección deberá ser ratificada por la mayoría absoluta del Parlamento. Esta posición francesa fue decisiva en 2019 -cuando Von der Leyen, entonces ministra de Defensa en Alemania y alguien en quien Nadie había pensado en el poder que ahora ocupaba el lugar de ser elegante- e influyó en esta decisión de los populares y los socialistas para ser candidatos como candidatos.

Tampoco aparecerá en la lista de los únicos españoles que están spitzenkandidat, palabra alemana con la designada por el líder de los cárteles de toda la familia europea durante las elecciones europeas, Raül Romeva. Es uno de los políticos catalanes condensados ​​por el proceso y además recibió el indulto para después ir a prisión, sigue inhabilitado. No es de extrañar que en este debate no haya participado la EFA (Alianza Libre Europea, organización que reúne a fuerzas nacionalistas y regionalistas) por parte de la empresa Maylis Rossberg, propietaria de la minoría danesa en Alemania. Si, por el contrario, la candidata liberal de Renew es la candidata Marie-Agnès Strack-Zimmermann.

Sigue todas las noticias internacionales en FacebookXfrecuentemente Nuestro boletín semanal.

Suscríbete para seguir el curso

Límites del pecado de Lee

_