Villa Bogensee, la futura inspiración de la residencia que fue la vida de Joseph Goebbels y que Berlín ya no quiere mantener

Villa Bogensee, la futura inspiración de la residencia que fue la vida de Joseph Goebbels y que Berlín ya no quiere mantener

José GoebbelsEl ministro de Propaganda de Adolf Hitler, uno de los ideólogos más radicales del nazismo, se suicidó a la entrada de las tropas soviéticas en la capital alemana, perdiendo propiedades en Wandlitz, Berlín. La mansión, de 1.600 metros cuadrados, 61 dependencias y 17 hectáreas de terreno, también fue construida en 1939, al comienzo de la Segunda Guerra Mundial.

Goebbels, ex ministro de propaganda de Hitler, fue también «gauleiter», jefe de la administración pública en la capital del Reich alemán, Berlín. En su gestión, el Ayuntamiento de Berlín (que es el actual propietario) Gasta varios cientos de millas de euros al año., que incluye limpieza, reformas y vigilancia para que no se conviertan en un lugar de paso de neonazis. El alcalde tenía un salario de gastar dinero en calvo y puso la propiedad en venta.

Villa Bogenseecomo se conocía en principio y que fue construido con fondos de la productora cinematográfica nacional (que Goebbels controlaba por ser agente publicitario del Ministerio de Propaganda) y con esta mano de obra como esclavos de las prisiones del campo de concentración de Sachsenhausen. , no fue sólo un lugar de investigación para Goebbels, que reúne a sus amantes de muchas maneras.

También había una especie de segunda sede ministerial, un lugar donde se hacía mucho trabajo durante el día, una segunda oficina para recibir invitados, incluidas visitas oficiales.

Cuando Goebbels fue asesinado en el búnker de Hitler en Berlín, a principios de mayo de 1945, la Villa Bogensee acogió el partido alemán. en el área controlada por los soviéticos y después de que Alemania orientaral. Primero fue utilizado como lazareto y durante cuatro décadas como escuela para formar a los cuatro líderes de las Juventudes Comunistas Alemanas.

El 12 de julio de 1925, Joseph Goebbels, líder del Partido Nacionalsocialista Alemán (NSDAP), se reunió personalmente con Adolf Hitler.

Cada año pasaban la mayoría de los 100 estudiantes de países con régimen comunista. En las últimas décadas de la Alemania comunista, antes de la reunificación alemana, todos sus usuarios privados (infancia, restaurante, cine) estaban abandonados.

Cuando cayo el Muro de Berlín Está ocupado por una ONG del Bund Internacional., que abandonó en 2000. Después de más de dos décadas de vacaciones, el Ayuntamiento de Berlín pudo pagar el mantenimiento y ponerlo a la venta. En 2021 apareció una asociación que ofrece hotel y centros de conferencias. Una de las figuras del proyecto era un conocido neonazi y Berlín no convenció a Goebbels del deseo de convertir la villa en un lugar de culto.

Propiedad del ministro de propaganda nazi Joseph Goebbels en Bogensee, cerca de la ciudad de Wandlitz.  Foto: APPropiedad del ministro de propaganda nazi Joseph Goebbels en Bogensee, cerca de la ciudad de Wandlitz. Foto: AP

Mientras tanto, el alcalde de Berlín decidió que faltaría una hora para salir del encima y anunciar que me voy a divertir. Tres días después del anuncio, el rabino Menachem Margolin, presidente de la Asociación Judicial Europea (cuya sede está en Bruselas) escribió al alcalde para anunciarle que estaba estudiando reformar el complejo y convertirlo «en un centro de estudios de psicología política, comunicación si la lucha contra los discursos odiosos”.

La mansión cuenta con un servicio solo para crear bulos. Hace unos meses, cuentas controladas por el Kremlin guardaban en las redes sociales la idea que solía comprar el presidente ucraniano Volodimir Zelensky. Era una intención más fuerte convertir a Zelensky, el juez, en un neonazi. La propaganda rusa repite que Moscú es el libertador de Ucrania del nazismo.