Una multitud de personas buscadas rechaza en EE.UU. El Alto El Fuego en Gaza

“Aquí no nos cubrimos las caras”. Una multitud de desafiantes salieron a las calles este mes el 14 de noviembre con estas y otras frases, escritas a todo pulmón, ante el Capitolio, sede del poder legislativo de Estados Unidos, que decide los millonarios consejos que tendrá este país. convertirse en Israel. en plena ofensiva contra Hamás durante los ataques terroristas del 7 de octubre.

Las personas descubiertas no marcarán la diferencia en comparación con las manifestación a favor de Palestina celebró el paso el 4 de noviembre. Esta concentración de acción en Israel también se centró en las posiciones políticas de los dos firmantes, en una exhibición de una acción institucional que se hizo cargo de la otra manifestación, la más reñida en años, y que se mostró defensora de la eliminación del Estado de Israel.

Estos martillos dejaron claro que se oponían a Israel y Washington en un momento crítico. El nuevo presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Mike Johnson, se dirigió a los manifestantes y dijo: «Hay pocos asuntos en Washington que puedan fácilmente unir a los líderes de los partidos como cámaras-embajadores». La supervivencia de Israel es nuestra… Las peticiones de un alto al fuego suenan indignantes”.

El líder demócrata de la Cámara de Representantes, Hakeem Jeffries, también comparó y dijo que «Israel tiene el derecho absoluto de defenderse ante los ataques de Hamás», argumentando que la actual campaña militar asegura que «el brutal régimen terrorista no puede volver a levantar la cabeza».

Para sopesar las crecientes pérdidas de civiles en Gaza, debemos peticiones de un fuego alto Aquí es donde puedes ir y donde puedes ir a Washington. Uno de los lemas más repetidos en esta concentración, frente a numerosos cárteles, es el de «hacer el trabajo», en referencia a la eliminación total de Hamás.

Décadas de kilómetros de personas – los convocantes dijeron que 250.000– se centra entre el Capitolio y el Obelisco de Washington y recibe los discursos del presidente de Israel, Isaac Herzog, comparado por videoconferencia, y del histórico disidente soviético Nathan Sharansky, que en los años 70 y 80 fue defendido por su defensa. El Judío Popular bajo el yugo del régimen comunista ruso. «Estamos en la Unión Soviética y estamos con estos enemigos», dijo Sharansky.

Imagen secundaria 1 - 250.000 personas reunidas ante el Capitolio en defensa de Israel
Imagen secundaria 2 - 250.000 personas reunidas ante el Capitolio para defender la defensa de Israel
250.000 personas se reunieron ante el Capitolio para defender la defensa de Israel
EFE/Reuters/AFP

Los hombres y representantes del Abrazo fueron el senador demócrata John Fetterman, quien hizo una bandera israelí contra el tipo Superman. “¿Cómo me lo iba a perder?”, le dijo a un veterano que se involucró. Fetterman, que pasó dos años y años en el Senado, se convirtió en uno de los alcaldes defensores de Israel en esta campaña contra Hamás, ante duras críticas de su partido.

Fetterman empapeló su oficina en el complejo del Capitolio con carteles con las caras de los científicos de secuestrado de Hamás, como precauciones permanentes en Gaza. Los críticos de Israel denigran y desarticulan estos cárteles en las calles de EE.UU., y las grandes sombras reunidas en Washington fueron objeto de su protesta de forma récord.

Ritchie Torres, congresista demócrata de Nueva York, declaró que en Washington la «narrativa estaba dirigida contra Israel», a través de presiones de parte de la oposición y protestas contra las víctimas civiles en Gaza. Además, su asesor está en proceso de redoblar el apoyo al Estado judio, “ni hablar de haute el fuego en moment”. “Sería como si el hubieran pedido a EE.UU. Estamos muy en llamas con Japón después de los ataques a Pearl Harbor”, dijo Torres.

La manifestación también fue convocada como rechazo al antisemitismoluego de que la Liga Antidifamación, organización que lucha contra este tipo de daños, registrara un mayor pronunciamiento durante los recientes ataques de Hamás.

A diferencia de la manifestación a favor del pueblo palestino, ésta despliega pancartas uniformes al mismo tiempo que Israel, y no ataca a Joe Biden y no ataca a Israel con la campaña militar contra Hamás. Casa Blanca, en aquel momento, se opuso al fuego elevado durante las hostilidades y acusó a Hamás de actuar como garante en centros de población civil y edificios como hospitales.