Peinados de horquilla

1977, álbumes No importa la mierda, los Sex Pistols y Choque, del grupo The Clash, irrumpieron furiosamente en los tocadiscos, el movimiento punk hizo estallar los códigos, y no sólo los musicales. Ese mismo año, la diseñadora británica de cabello rosado Zandra Rhodes causó sensación con The Conceptual Chic, una colección de ropa rasgada adornada con cadenas e imperdibles.

Menos conocida por el gran público que Vivienne Westwood, es sin embargo a ella a quien le debemos la primera incursión en la estética de la moda de los punks que mezclan looks con piezas recicladas para provocar a burgueses y hippies. Se acabaron las costuras y los botones limpios para cualquier ensamblador: el imperdible se convierte en su firma, incluso llevándolo como piercing.

“En aquel momento yo era todavía un niño, pero recuerdo muy bien esta colección que me dejó sin aliento. Cuando me convertí en peluquero de estudio, nunca dejé de inspirarme en ello. Esta colección es uno de los momentos de moda que moldearon mi estilo”. dice el peluquero francés David Mallett. Hoy, con la diseñadora de joyas Suzanne Syz, ha creado una colección de imperdibles revisados ​​para asegurar el cabello en un moño, con un toque añadido de irreverencia. “El imperdible es un objeto que encuentro simple y magnífico a la vez” reanudar el peluquero. Estas joyas para el cabello están disponibles en dos tamaños y dos acabados, plata y 18k.

Horquilla, Suzanne Syz × David Mallett, entre 89 euros y 129 euros.