orden de detención contra el expresidente Bozizé por posibles crímenes de lesa humanidad

Un tribunal especial patrocinado por Naciones Unidas ha emitido una orden de arresto internacional contra el expresidente de la República Centroafricana, François Bozizé, en el marco de una investigación sobre su responsabilidad en posibles crímenes contra la humanidad cometidos por soldados en una prisión entre 2009 y 2013. .

Leer también | En República Centroafricana, la misión de la ONU deplora los “asesinatos” de una treintena de civiles en doce días

Bozizé, de 77 años, que tomó el poder en 2003 mediante un golpe de estado antes de ser derrocado diez años después por los rebeldes y que hoy encabeza la principal rebelión centroafricana, vive exiliado en Guinea-Bissau desde marzo de 2023.

La orden de detención internacional data del 27 de febrero, precisa en un comunicado el Tribunal Penal Especial (CPS), una jurisdicción híbrida compuesta en Bangui por magistrados centroafricanos y extranjeros, responsable de los crímenes de guerra y de lesa humanidad cometidos desde 2003. en la República Centroafricana, un país que ha experimentado una alternancia de guerras civiles y regímenes autoritarios desde su independencia de Francia en 1960.

“Un paso muy alentador”

Los jueces de la SCC emitieron la orden como parte de una «instrucción» sobre posibilidades «crímenes contra la humanidad» de la guardia presidencial del Sr. Bozizé, entre febrero de 2009 y marzo de 2013, en “una prisión civil” y un “centro de entrenamiento militar” en Bossembélé, en el centro del país.

Los jueces concluyeron que “la existencia de pruebas serias y consistentes en su contra” contra el Sr. Bozizé, “probable que incurra en responsabilidad penal”, “en su calidad de superior jerárquico y jefe militar”.

Leer también | República Centroafricana: cincuenta y ocho personas murieron en un naufragio en Bangui

Estos presuntos crímenes, cometidos en la prisión y el campamento militar de Bossembélé por elementos de la guardia pretoriana del Sr. Bozizé, así como por “otros servicios de seguridad”preocupaciones en particular “asesinatos”desde “desapariciones forzadas”desde «tortura»desde “violas” y D’“otros actos inhumanos”según el SPC, creado en 2015 con el patrocinio de la ONU, que pide la “Cooperación de Guinea-Bissau, mediante la intervención de Interpol” verter » parar « y volver a poner » el sospechoso « en el SPC en la República Centroafricana.

Este mandato internacional “constituye un paso muy alentador en la búsqueda de justicia para las víctimas de numerosos crímenes cometidos en la República Centroafricana”escribe Amnistía Internacional en un comunicado de prensa. “Sin embargo, el SCC sólo podrá cumplir su papel de investigar y procesar a los responsables de las numerosas atrocidades (…) si (…) todos los Estados cooperan plenamente”añade la ONG que insta “las autoridades de Guinea-Bissau” parar y volver a poner » sin retraso « Sr. Bozizé “a las autoridades centroafricanas con vistas a su comparación ante la CPS”.

Trabajo forzoso de por vida

El derrocamiento de Bozizé en 2013 por una coalición de rebeldes predominantemente musulmanes, la Séléka, desencadenó una de las guerras civiles más terribles de la historia de este país centroafricano, uno de los más pobres del mundo, con masacres de civiles principalmente. El Sr. Bozizé organizó la creación de milicias dominadas por cristianos y animistas, los antibalakas, para intentar recuperar el poder y miles de civiles fueron las principales víctimas de las masacres perpetradas por ambos bandos.

En 2018, la ONU acusó a la ex Séléka y a los antibalaka de numerosos crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad.

Leer también | Artículo reservado para nuestros suscriptores. El Elíseo no se pronuncia sobre las afirmaciones del “Pato encadenado” sobre los diamantes ofrecidos por Bokassa

A finales de 2020, Bozizé asumió la dirección de una nueva alianza rebelde, la Coalición de Patriotas por el Cambio (CPC), que había amenazado el poder del presidente Faustin Archange Touadéra antes de que Moscú enviara cientos de paramilitares de la empresa privada Wagner. no permitir que las autoridades los expulsen lejos de Bangui. El ex golpista regresó luego al exilio, al vecino Chad, antes de Guinea-Bissau.

Síguenos en WhatsApp

Mantente informado

Recibe las novedades africanas imprescindibles en WhatsApp con el canal “Monde Afrique”

Unirse

Fue condenado el 22 de septiembre de 2022 por un tribunal centroafricano a trabajos forzados de por vida, en particular por «conspiración» Y «rebelión» como jefe del PCC.

Diferentes grupos armados, rebeldes o simplemente depredadores, han mantenido hoy su guerra de guerrillas en la República Centroafricana, contra el ejército y los paramilitares rusos. Los civiles vuelven a ser las principales víctimas de ambos bandos acusados ​​de crímenes y abusos por la ONU y las ONG internacionales.

El mundo con AFP

Reutilizar este contenido