Michael Cohen admite haber robado 30.000 dólares de la Organización Trump mientras trabajaba para el expresidente | Elecciones en Estados Unidos

La defensa de Donald Trump, acusado de 34 delitos por haber falsificado la grabación de la página de un supuesto soborno de un actor porno para comprar su silencio, tuvo esta luna la última oportunidad para socavar la credibilidad de la estrella de prueba, Michael Cohen, en su dia. mano derecha del republicano y en cuyo testimonio la Fiscalía apoyó la acusación en la primera justicia penal de las cuatro que ante el expresidente de EE UU. Cohen, que embarcó en octubre de 2016 por 130.000 dólares [cerca de 120.000 euros] a Stormy Daniels, para evitar una escalada sexual que perturbaría a su líder en las encuestas -que fue elegido presidente por un mes-, declaró la semana pasada en sesiones maratonianas, y ni entonces, ni esta luna, perdió la composición del bombardeo de preguntas. defensa, instalada sobre un monosílabo imperturbable: Sí señor (o no señor), un piñón fijo.

Durante la jornada de este mes, el interrogatorio se vio más afectado por la cuestionable credibilidad de Cohen. Si durante las sesiones de la semana pasada, Cohen admitió haber mencionado varias ocasiones -en sus declaraciones ante el Congreso sobre el marco ruso que estuvo en el origen de la primera Acusado el poder político al presidente entonces; En el IRS y en la sede judicial, Todd Blanche, quien dirigió el equipo de abogados de Trump, distribuyó hoy episodios oscuros, incluso inéditos, de Cohen en continuos saltos en el tiempo que confundieron a muchos en la sala. Blanche se había reservado un golpe de efecto: los miles de dólares que tenía entonces como abogada allí fijador (Solucionador) del republicano descarrila la organización Trump, ofreciendo más dinero a lo que dijo con una empresa tecnológica, RedFinch, propiedad del propio amigo, a quien le habían preguntado sobre la intención de voto que favorecía a Trump. La tecnología costó 50.000 dólares por el trabajo. Cohen sólo pagó 20.000 dólares, pero aseguró que la empresa de Trump pagó la importación completa, que le reembolizó por una parte doble, hasta 100.000 dólares, incluyendo impuestos. “¿En serio el robot utilizó la Organización Trump?”, dijo Blanche. “Sí, señor”, admitió Cohen sin alterarse.

Son 50.000 dólares que siso está incluido en el pago de 420.000 dólares que recibió el abogado al ofrecer el dinero para pagarle a Daniels. El monto final incluye el reembolso del soborno, una bonificación y dinero para cubrir los impuestos. Cohen a justifié le robot en disant qu’il était mal payé pour avoir géré un service : « Je me suis enfui pour la réduction de mon bon, alors que je sentais que c’était comme une auto-assistance », a-t- él explica.

Espero que Cohen, la prueba fiscal número 19, se ría el último, pero no quedará claro si la defensa considerará que algo está limpio. Si bien la partida que Juan Merchán aspiraba a esta semana del caso, con la presentación de los alegatos finales de las partes, cuestiones procesales y la intención manifiesta de la defensa de alertar a todos los posibles del proceso, durará una semana más la cierre, el momento en que el juicio llega al jurado de 12 meses -residentes de Manhattan, donde radicalizó la fiscalía que investigó el caso y la sede del tribunal penal donde celebra el tribunal- que obtuvo un veredicto unánime de todo esto. Podrás ver y ver en estas semanas de disfrute.

Blanche tenía la intención de sugerir anteriormente que los cheques que Cohen recibió de la Organización Trump, todos los cuales son gas legal, eran en realidad gas legal, porque respaldaban legalmente al candidato y al posterior presidente de su familia. Por ejemplo, el abogado de Melania Trump, en 2017, obtuvo el contrato firmado con el museo de cerámica Madame Tussaud para vender su estatuilla. Sin lugar a dudas, de forma clara y audible, como un piloto que le responde automáticamente, Cohen no muestra disgusto o molestia ante las cuestiones de defensa y reanuda mecánicamente la discusión escuchando a los impuestos: como en 2015, entró en la forma de partido de un criminal, en compañía de Trump y el editor jefe del tabloide investigador nacional, para silenciar toda información potencialmente peligrosa para los intereses electorales de los republicanos. Y así fue como le entregó a Daniels los 130.000 dólares el 27 de octubre de 2016, dos semanas antes de las elecciones que ganó el republicano contra Hillary Clinton, que fueron rebobinados en 2017 en varios cheques consecutivos por sus distintos servicios. Uno nuevo de esos 35.000 dólares por persona, explicado este mes, provino directamente de Trump y estableció la compañía de su mensaje y su carta.

En una pantalla gigante que transmite a través de un circuito cerrado la visión de la sala capaz de atraer al público -en particular a los periódicos- no deben ser flatos cortos, por lo que es difícil ver más una cabecita anaranjada, la de Trump. en el extremo inferior derecho. de la pantalla. El propio Cohen admitió que los jóvenes se habían referido a su exjefe, entre otras lindezas, «villano de dibujos animados espolvoreado de Cheetos», un popular aperitivo de color naranja furioso. En la pantalla, que no presenta información en un prisma, sólo aparece un breve plano, la prueba: un Cohen circunspecto, con corte de pelo rosa y gafas y en un monitor las pruebas realizadas por la defensa.

Conéctate a EL PAÍS para seguir todas las novedades y leer sin límites.

Inscribirse

El abogado titular de la defensa presentó a Cohen, además de un mentor impenitente, como un oportunista que pretendía demostrar por sí solo su privilegio ante Trump antes de que el impasse de los hechos jurídicos por parte del presidente iniciara el camino sin retorno de la ruptura, un camino que nos permitirá reencontrarnos estos días en Manhattan. Beneficiándose de esta proximidad, y posteriormente de su enemigo, se convirtió, según Blanche, en el modus vivendi de Cohen, quien admitió que tenía la misión de crear un reality show sobre sí mismo, titular el reparadorun claro reflejo del programa que lanzó a Trump a la estrella —y a la Casa Blanca—, El Aprendiz. La prueba también admitió haber ganado alrededor de cuatro millones de dólares con sus libros y podcast Desde otoño de 2020. Sin obstáculo, no ha asegurado su interés económico en un hipotético sumario de Trump. Si fuera absoluto, declaré: “Me atrevo más a pensar en el futuro”.

Trump lo logró y cerró los ojos, como si nadie quisiera verlo, y su ex confidente lo retó sin mover nada, pero también a una distancia donde lo más difícil es no cruzarse solo de cara a la vista. La última parte del interrogatorio de la defensa no abordó los contactos de Cohen con el abogado Michael Costello, muy cercano a Trump y que, en su canal de mensajes para contactar a los dos hombres, es un enemigo.

Mientras la defensa, machacona, insistía en sus maniobras dilatorias, que han dado buenos resultados hasta ahora con los otros tres procesos penales (en Washington, Georgia y Florida), un mensaje de la campaña de Trump a los equipos de recaudación de fondos es Parece falso que el republicano “podría ser enviado a prisión de por vida”. Cualquier momento es bueno, incluido el familiar del acusado en el banquillo de un oscuro tribunal de Manhattan, para hacer campaña. Con un gesto de fastidio, también logró hoy entrar y salir de la sala para oponerse a su rival de noviembre, el demócrata Joe Biden, al que califican de “mentalmente incapaz” para presidir el Estado americano. «Este juicio es un ataque liderado por alguien que es mentalmente incapaz de ser el presidente del país», afirmó Trump, quien también dijo que «la sombra y la chica en la habitación» se sintieron obligadas a enviar de lunes a viernes (salvo los miércoles ) en el horario de la oficina, “en vez de estar haciendo campaña”.

A las puertas del tribunal, entre un considerable despliegue de policías, antenas parabólicas y cámaras de televisión, algunos trumpistas, contactados por las acciones de un lado, se manifiestan cansinament entre otras marchas de signo contrario asegurado, según el cartel, que » nadie está en el origen de la ley”.

Sigue toda la información sobre las elecciones en Estados Unidos y Nuestro boletín semanal.

Suscríbete para seguir el curso

Límites del pecado de Lee

_