los niños rescatados en la selva esperaron por ayuda cerca del avión durante 4 días

Los niños indígenas rescatados en la selva amazónica tras pasar 40 días perdidos luego de un accidente aéreo espero ayuda cuatro dias cerca del avion, pero al ver que no llegó a caminar para tratar de salir de allí, reveló este lunes uno de sus abuelos.

«Se quedaron cuatro días alrededor del avión esperando a ver si alguien podía venir a recogerlos», dijo Narciso Mucutuy, abuelo de los menores, quien agregó que como nadie los encontró empezar a caminar por «trochas hacia el monte».

En declaraciones divulgadas por el Ministerio de Defensa, Mucutuy aseguró que eso se lo relató Lesly, la mayor de los cuatro niños, quien contó además que tras alejarse del avión caminaban sin rumbo y cada noche fueron dejando pistas en los lugares en que dormían, por si alguien los buscaba.

La niña Lesly, de 13 años, ha sido elogiada como la heroína de esta historia de superación humana pues fue ella quien con sus conocimientos de la selva cuidar encargó con una duración de 40 días a sus hermanos Soleiny Mucutuy, de 9; Tien Noriel Ranoque Mucutuy, de cinco años, y Cristin Neruman Ranoque, un bebé de un año.

La menor también le contó a su abuelo que sobrevivió a los primeros días en la selva comedón «farina»Una harina preparada con yuca que es un alimento tradicional de los indígenas de la Amazonía.

Lección de supervivencia

Tras el accidente, y vindo que el rescate no llegaba, Lesly sacó la fariña de la maleta uno de los tres adultos que viajaban con ellos en el avión Cessna 206 y que perecieron en el siniestro ocurrido el pasado 1 de mayo en la selva entre los departamentos de Caquetá y Guaviare, reportan el abuelo en el Hospital Militar Central (HMC) de Bogotá, donde los niños se recuperan.

Los tres adultos que nacieron in el accidente fueron la madre de los niños, el piloto y un líder indígena de la zona.

Según dijo ayer Manuel Ranoque, padre de los dos niños menores, Lesly le contó que su madre «estuvo cuatro días viva» y antes to die dijo «váyanse» en busca de ayuda.




Soldados e indígenas mientras atienden a los niños rescatados tras 40 días en la selva, en Guaviare (Colombia). Foto EFE

Los cuatro menores fueron hallados el viernes en un punto remoto de la selva donde los buscaron sin descanso duree semanas unos 200 militares, entre ellos comandos de las Fuerzas Speciales del Ejército, e indígenas de la zona, all integrados en la «Operación Esperanza».

Tras el rescate fueron trasladados en helicóptero de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC) en San José del Guaviare, capital del Guaviare, entrega una aeronave C-295 configurada como ambulancia los recogió y los llevó en Bogotá.

El abuelo relató que Lesly hizo devolver el biberón de un año, pues «el daba poquitico hasta que se termino»tras lo cual empezó a darle solo agua.

«Al momento que fueron encontrados, (Lesly) dice que ya no podía caminar. Ya estaba muy cansadita, muy cansadita. Entonces se amontonaron en un solo lugar y se sentaron. Ella tenía la niña pequeñita entre las piernas cuando los encontraron», siguiendo a Mucutuy.

Mientras se sigue conociendo detalles sobre cómo sobrevivieron los niños 40 días en la selva, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) mantendrá su custodia hasta que resolver los problemas familiares entre las madres abuelos y Manuel Ranoque, padre de dos de ellos, quien pidió el domingo que lo dejen vivir con los cuatro menores en Bogotá.

Los comandos especiales, claves

Una dupla exitosa. Voluntarios indígenas y experimentados comandos especiales del Ejército colombiano juzgaron un papel clave en el asombroso rescate de cuatro niños perdidos en la selva amazónica durante 40 días.

El momento en que encontramos a los 4 niños perdidos en la selva en Colombia.


El momento en que encontramos a los 4 niños perdidos en la selva en Colombia.

«Fue una amalgama espectacular de conocimiento indígena y arte militar«, elogió el domingo el general de brigada Pedro Sánchez, quien dirigió las operaciones de búsqueda.

Con la piel bronceada por el sol, la mirada franca y un hablar directo, el general Sánchez es también el jefe del Comando Conjunto de Operaciones Especiales (CCOES) de las Fuerzas Armadas colombianas.

Fueron sus hombres de las fuerzas especiales quienes participaron en las agotadas búsquedas diarias en la hostil selva del Caquetá, donde el 1 de mayo estrelló la avióneta en la que viajaban los niños tres adultos, incluida su madre, que murió en el accidente.

para ellos «era una misión diferente» a los habitales combats contre los numerosos grupos armados que operan en el país.

¿Rescatar niños? «Siempre salvamos y protegemos vidas«incluso colgante nuestras misiones de combate», subrayó el general Sánchez como para demandado una institución a menudo acusada de ejecuciones sumarias colgante el largo conflicto interno que ha desangrado al país, su connivencia con paramilitares de extrema derecha o la complicidad de oficiales con narcotraficantes .

Aquí, «desfallecer o abandonar no era una opción», afirmó. Y fueron sus hombres, «los soldados más trabajadores del ejército colombiano» pero que «nadie en los medios de comunicación conoce», los que lograron «lo imposible».

Creado en 2007, el CCOES reúne elementos de élite del Ejército, la Fuerza Aérea y la Marina.

Además videos para el público, afirma ser la «guardia de honor de Colombia» y su lema es «Unión, Integridad, Victoria».

Según artículos de la prensa especializada, cuenta con unos 3.000 hombres, con tres componentes -terrestre, urbano y marítimo- y un cuarto componente de apoyo aéreo.

La misión principal es «la planificación y ejecución de operaciones especiales dentro y fuera del territorio nacionall contra grupos terroristas, objetivos de alto valor y crimen organizado», dijo a la AFP una fuente militar colombiana.

En octubre de 2021 en CCOES participó en la captura de «Otoniel»el líder del Clan del Golfo, el mayor cartel del país.

Entrenados enfermería, así como en búsqueda y rescate, «se les encomendó esta misión en la Amazonía no solo por las difíciles condiciones geográficas del terreno y la dificultad de acceso, sino también porque en esta región de ópera disidente de la guerrilla de las FARC”, agregó la fuente.

Existen otras unidades de fuerzas especiales dentro de las Fuerzas Armadas colombianas, como los comandos marinos, el Comando de Operaciones Especiales y Antiterrorismo (COPES) y los temibles Comandos Jungla de la Policía. En Colombia, la Policía depende del Ministerio de Defensa.

Fuente: EFE y AFP

PA

Mira también