los chicos sobrios sobre su salud mental pueden echar un vistazo a su candidatura

El rey estaba muerto. Solo, fuera del teleprompter que debería amortiguar sus confusiones y frente a una multitud de periódicos que querían preocuparse por su salud mental, Joe Biden se disculpó sin cuestionar, en un instante, todos los chicos sobre su salud mental. Hoy, uno de los momentos de la presidencia popular es un momento fatal que podría costarles la reelección en noviembre.

Todos sucedieron a los jóvenes, lo que quedará registrado como un día trágico para los demócratas. Si bien esto debería haber sido una buena noticia, Biden había sido exonerado por el fiscal especial del Departamento de Justicia, Robert Hur, en la investigación del administrador de registros clasificados cuando era vicepresidente. No hubo cargas contra Biden.

Pero en Hur calificó al presidente en su informe como “un ex simpático, bien intencionado y con mala memoria”. Incluyendo, dijo, «ningún registro ni información sobre lo que le pasó a su novio».

En estas palabras ocasionales, Hur tocó una fibra sensible y explosiva en esta campaña presidencial: la salud mental de Biden. Hoy, con 81 años, Biden es la persona de mayor edad en ocupar el cargo de presidente, es el alcalde candidato a la reelección y, si lo logra, tenderá a tener 86 años al final de su mandato. Ronald Reagan, en comparación, tenía una edad sin precedentes de 77 años cuando completó su segundo mandato en 1989.

El presidente Joe Biden ha ejercido una fuerte presión sobre sus oponentes durante una serie de conflictos. Foto: AFP

Arremetida de los republicanos

Con el informe en la mano, los republicanos echarán sal a la cuestión del estado de Biden, que con su tartamudeo a veces tropieza con las palabras, pero que en varias ocasiones tengo personajes confundidos citando por ejemplo una reunión que tuvo lugar con el ex presidente francés François Mitterrand (que cayó varios años antes) y otros errores garrafales similares. Incluidos algunos opositores que mencionaron la Enmienda 25 de la Constitución, que revoca el mandato del presidente si no tiene aptitud para sus facultades mentales.

Si bien en Washington era el único que había hablado de esta frase del informe, Biden tuvo que controlar los acontecimientos y salir de noche en una rueda de prensa improvisada en la Casa Blanca con la intención de asegurar a los Estados que tienen buena memoria. y esa información de Hur se vuelve equívoca.

Bueno, al contrario, se lo vio ofuscadocon respuestas emotivas y ambiguas – ante una pregunta sobre Gaza confusión entre el presidente de Egipto y México-Con lo que ya se tienen más dudas sobre su agudeza cognitiva y temperamento cuando la persona busca estabilidad y carrera sobre el tema.

«La cuestión de las capacidades físicas y mentales de Biden es el déficit más grave que conduce a su reelección», dijo un Clarín Christopher Arterton, profesor emérito de gestión política de la Universidad George Washington.

Algunas sentencias de Información Hur, que determinaron que no se debe abordar esto, tocaron el corazón de este problema y lo calificaron de “capacidades reducidas”, un análisis que va más allá del periodo del Especial Fiscal. Esto, combinado con algunos errores recientes, puede haber sido el factor decisivo para determinar si la educación de Biden está perturbando sus perspectivas de reelección”, añadió el experto.

Las entregas de Joe Biden fueron liberadas a la campaña de Donald Trump, que busca regresar a la Casa Blanca.  Foto: EFE Las entregas de Joe Biden fueron liberadas a la campaña de Donald Trump, que busca regresar a la Casa Blanca. Foto: EFE

Golpe en el campo

Es un verdadero desastre para la campaña porque es el talón de Aquiles del presidente. Observando que las cifras económicas van bien, un poco más ampliamente entre el público estadounidense, así como entre los partidarios de Biden y sus detractores, expresaron gente creativa sobre su capacidad de gobernar Durante otros cuatro años permanecí a tu edad.

Una encuesta de la NBC sobre mi pasado encontró que el 75 por ciento de los estadounidenses estaban “moderadamente o muy preocupados” por el expresidente. Estos votantes incluyen el 81 por ciento de los independientes y el 54 por ciento de los demócratas que creen que estarán preocupados por la idoneidad de Biden para un segundo mandato.

«Este es uno de los momentos más oscuros de la presidencia de Biden», escribió un editorial en Los New York Times el viernes.

Casa Blanca y varios alias de Biden han intentado reparar el peligro y se han puesto en defensa del presidente, valorando su capacidad de trabajo, las fuerzas que trabajan con otros líderes para luchar contra la crisis internacional o los troncos de su gobierno.

Hay varios signos de que hemos sobrepasado los límites de nuestra información y se nos acusa de estar motivados políticamente por nuestra afiliación al Partido Republicano. No está claro si esta ofensiva es significativa.

Por otro lado, esperábamos haber sorprendido a Donald Trump, que probablemente sería el rival de Biden cuando éste se trasladara a la república republicana. Desde entonces, hace 77 años, evitó atacar directamente a los demócratas sobre este tema, porque él es sólo una parte de su generación sino para no ofender a la buena parte de los republicanos, que deben ser el alcalde educado de los demócratas. Todo resulta equívoco en varias ocasiones y con personajes confusos. Pero en una publicación de este sábado en Red Truth Social sobre información fiscal, se refirió a la «memoria nublada» de Biden y se remonta a los días del «Sleepy Joe» de la campaña de 2020.

Alexander George Theodoridis, profesor de ciencias políticas de la Universidad de Massachusetts Amhers, confirmó Clarín que «la representación de Biden en las noticias ciertamente no es una buena noticia para la campaña de Biden, ya que las preocupaciones sobre la educación del presidente están generando entusiasmo entre sus partidarios».

Y hay un dato importante: «En nuestra última encuesta nacional de la Universidad de Massachusetts Amherst, el 37% de los demócratas cree que sería mejor para EE.UU. y su partido si Biden fuera el árbitro de la política. Y el 56% de los demócratas dice que la victoria de Biden y Trump es mala para Estados Unidos. Estos sentimientos se deben principalmente a la edad de los candidatos. Sin embargo, hoy tenemos un nuevo mes de elecciones. Las percepciones sobre la capacidad física y mental de Biden están determinadas principalmente por lo que los votantes quieren para que la campaña esté caliente”.

Hoy en día, no hay forma de deshacer el impacto de la lesión de Biden en las investigaciones de esta semana. Pero la campaña democrática debe reaccionar rápidamente Parce que jusqu’à présent, il a pu se maintenir au président en forme de compétition avec de nombreuses rencontres avec la presse (le président a maintenant offert 86 rues de conférence et Barack Obama 422), avec des interviews et des interactions non guidées avec el público. Una alternativa es bajar a Biden a la tierra y, en ocasiones, hacer más contacto con sus votantes y con la prensa para demostrar su dominio para liderar el país. Aunque el arroz puede quedar muy alto.