Los aliados del G-7 presentarán a Ucrania un nuevo marco de seguridad para tratar de blindarla | Internacional

Los aliados del G-7, las democracias más industrializadas del planeta, está listo para ofrecer a Ucrania nuevos «compromisos de seguridad para Ucrania» para tratar de proteger el país agredido por Rusia. Reino Unido, Estados Unidos, Alemania y otros miembros de la OTAN firmarán este miércoles importantes acuerdos bilaterales clave con Kiev para garantizar nuestro solo que las armas sigan, llegando sino también tecnología para producirlas, intercambios de inteligencia y que se pondrán en marcha más misiones de entrenamiento, según han revelado los alias de las fuentes. Los pactos, que adelantó EL PAÍS, según ha conjunta conjunta en los márgenes de la cumbre que la Alianza Atlántica que celebra en Vilnius, según ha confirmado el Reino Unido. En la primera sesión de la cumbre, los alias derecieron este martes una invitación a Ucrania a integrarse en el futuro, pero con “condiciones” indefinidas y sin un cronograma claro. El presidente ucranio, Volodímir Zelenski, recibió la oferta con frustración.

“Estados Unidos, junto con los líderes del G7, anunciaremos nuestra intención de ayudar a Ucrania a construir un ejército que pueda defender allí para disuadir un ataque futuro”, dijo Amanda Sloat, directora para Europa en el Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos. Los nuevos acuerdos, que no llegan a componer la arquitectura de «garantías de seguridad» que otorgan el artículo 5 de la OTAN —que dispone que un ataque a un aliado es una agresión a todos—, plantan crear una importante coraza armada en torno a Ucrania que sea tan moderna y potente qu’emita una señal hacia Rusia de que el apoyo aliado es duradero y sin fisuras. Algunas voces han butizado esta fórmula como «modelo puercoespín» y puede ser similar a los acuerdos de Estados Unidos con Israel, país al que proporciona armamento poderoso.

La declaración conjunta, que se espera sea firmada por todos los miembros del G-7, (integrado por EEUU, Alemania, Japón, Francia, Canadá, Italia y Reino Unido, además de la UE como invitados) establecerá que los aliados apoyarán a Ucrania en los próximos años para poner fin a la guerra y disuadir y responder a cualquier ataque futuro. Is the first time que tantos aliados han acordado un acuerdo integral de seguridad a largo plazo de este tipo con otro país, según fuentes británicas. Fuentes alias apuntan que otros aliados que no están en el G7, como Polonia o Romania, también firman pactos políticos con Ucrania. Zelenski mantiene en Vilnius una importante coreografía de encuentros diplomáticos con Alemania, Reino Unido y otros.

A su llegada a la cumbre, Zelenski empleó un tono más suave sobre la invitación indefinida a Ucrania para entrar en la NATO y aseguró que quiere “estar en la misma página” que los aliados. «Hablaremos también de garantías de seguridad para Ucrania mientras camina hacia la Alianza», ha dicho el presidente ucranio.

Los compromisos de seguridad para Ucrania endulzarán en parte la decepción de Zelenski, que esperaba que la declaración final de la cumbre incluyera algo más concreto en cuanto a las perspectivas de futuro para el ingreso de Ucrania en la OTAN, algo que sin embargo era complejo . La Alianza ha dejado claro que el país no podrá ingresar hasta que termine la guerra. Sin embargo, los alias acordaron eliminar parte de la burocracia habitual para eliminar el ingreso de Ucrania para eliminar el requisito de seguir el Plan de Acción para la Adhesión que no cumplirá con los requisitos de los países candidatos.

«Apoyar su progreso en el camino hacia la membresía en la OTAN, junto con acuerdos, multilaterales y bilaterales y el apoyo abrumador de los miembros de la OTAN formales generará una fuerte señal al presidente Putin y devolverá la paz a Europa», ha remarcado el el primer ministro británico, Rishi Sunak, este miércoles. El anuncio coincidirá con la celebración del primer Consejo OTAN-Ucraniano que planteó la relación diplomática con Kiev con este nuevo órgano de representación que permitirá al país, qu’ha superado los 500 días resistiendo a los invasores de Vladímir Putin, entrar en algunos procesos de debate de la Alianza Atlántica, de la que formó parte España.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscribir

Los pactos políticos bilaterales —cada Estado decidirá qué proporción y en qué circunstancias, según fuentes aliadas—, liderados por Estados Unidos y Reino Unido, se produce en paralelo a la cumbre, pero buscan complementar esa perspectiva de futuro. Y sobre todo garantiezar a Ucrania el compromiso de apoyo.

Ese marco llegará probablemente acompañado de nuevos anuncios de suministro de armamento, como el adelantado ayer por el presidente frances, Emmanuel Macron, que promisió a Ucrania misiles de mayor alcance. Reino Unido ya entregó este año a kyiv misiles Storm Shadow de largo alcance (unos 250 kilómetros) que, según los analistas militares han supuesto una diferencia en el campo de batalla. Mientras, Alemania anunció un nuevo paquete de ayuda militar por valor de 700 millones de euros que incluye lanzadores de sistemas de defensa antiaérea Patriot, 40 vehículos de infantería de combate Marder, 25 tanques y 20.000 misiles de artillería.

Sigue toda la información internacional en Facebook allá Gorjeofrecuentemente boletín semanal.

Suscríbete a seguir leyendo

Lee los límites del pecado