La falda, siempre un paso por delante

miEn 1970, cuando, tras una corta década de reinado del mini, la falda volvió a llegar por debajo de la rodilla, un gran número de mujeres jóvenes se mostraron descontentas. Naciones Unidas artículo de New York Times del 25 de septiembre de 1970 se informa incluso de grupos radicalizados en todo Estados Unidos: SOCK (Save Our Cute Knees), WHIM (Mujeres Felices en Minis), GAMS (Chicos-Niñas Contra Más Falda), o incluso en Los Ángeles, los Pooff (Preserving nuestra feminidad y nuestras finanzas).

La falda midi aparece como “una seria amenaza para las mujeres a las que les gustan las faldas cortas – o que quieren elegir entre varios largos en las tiendas”, escribe Judy Klemesrud, la periodista que sigue el movimiento de protesta. Esto se organiza de diferentes maneras: cartas abiertas, peticiones, manifestaciones, cortes salvajes de faldas frente a los grandes almacenes… E incluso una denuncia presentada ante la Comisión Federal de Comercio, dirigida contra la biblia del sector de la moda, la Ropa de mujer para el día a día..

Unos meses antes, su propietario y editor jefe, John Fairchild, decidió que a partir de ahora la falda midi debería sustituir a la mini. La influencia de la publicación en la industria de la moda es tal que fabricantes, compradores y estilistas la siguen. Pero no los clientes, que se organizan ellos mismos.

Tema delicado

La longitud de la falda es un tema delicado. El dobladillo comenzó a subir en vísperas de la Gran Guerra, durante la cual la ropa femenina evolucionó en un sentido práctico. La falda llegaba hasta las rodillas durante los locos años veinte, donde la flapper hacía alarde de su silueta andrógina con el pelo corto, símbolo de emancipación. Pero cuando, en 1928, en París, los diseñadores optaron por bajar los dobladillos, el New York Times Reportan ya las propuestas de las mujeres considerando esto. » vuelta hacia atrás » como “un intento insidioso de devolverlos al estado de esclavos”, Las faldas cortas se perciben como el símbolo de una libertad conquistada de forma duradera.

La prenda más emblemática de la revolución moral de los años 1960, el mini, era emancipadora, al mismo tiempo que imponía nuevos dictados, entre los que destacaba la delgadez. Como una chaqueta al revés, la moda puede ser a la vez un instrumento de liberación y un lugar de dominación. “Hay faldas y faldas, escribe la historiadora de la moda Christine Bard en su fascinante Lo que levanta la falda (Alternativamente, 2010). Su estilo, circunstancias, épocas hacen variar sus significados. Como la ropa no tiene un significado determinado, es constantemente interpretada, clasificada como prohibida o lícita, etiquetada como femenina o masculina, juzgada provocativa o modesta. »

Lea también: Artículo reservado para nuestros suscriptores. La minifalda en “Le Monde”, de objeto a destruir a instrumento político

Y viceversa. A finales de los años 1980, el New York Times relata una vez más la resistencia de las mujeres frente a una nueva tendencia: la del mini, de repente de nuevo en las pasarelas y en las portadas de los títulos especializados, Ropa de mujer para el día a día. en cabeza. «Un gran número de mujeres no se habían visto las rodillas desde los años 60», escribe la periodista, que da voz a las mujeres que exigen, una vez más (y siempre), la libertad de elegir su dobladillo.

Lea también: La falda larga vaquera vuelve a estar de moda
Falda de alta costura esmerilada, Maison Rabih Kayrouz, precio a consultar.  maisonrabihkayrouz.com – Jersey Arket.  mercado.com
Falda tubo de largo medio con aberturas en piel de cordero, Sessún, 375 €.  fr.sessun.com – Camisa Figaret.  figaret.com – Medias falsas.  falke.com – Zapatos de tacón Céline de Hedi Slimane.  celine.fr
Falda de tweed de lana, Theory, 345 €.  eu.theory.com – Blazer, Céline de Hedi Slimane.  celine.fr – Calcetines, Falke.  Falke.f
Falda Inside Out, de nailon, Maison Margiela, 690 €.  maisonmargiela.com – Sujetador y braguitas Maison Margiela.  maisonmargiela.com – Medias falsas.  falke.com – Zapatos de salón Céline de Hedi Slimane.  celine.com
Falda vaquera de algodón y elastano, IKKS, 145 €.  ikks.com – Camisa Figaret, figaret.com – Chaqueta Massimo Dutti.  massimodutti.com – Medias Wolford.  wolford.com – Botas Ganni.  ganni.com