la derecha a la cabeza pero sin mayoría absoluta

la derecha a la cabeza pero sin mayoría absoluta

La noche promete ser especialmente incierta en España tras el recuento, el domingo 23 de julio por la tarde, de más del 99,8% de los votos para las elecciones legislativas. Como era de esperar, el Partido Popular (PP, conservadores), liderado por el gallego Alberto Núñez Feijoo, está a la cabeza con 136 escaños, 47 más que hace cuatro años, por delante del Partido Socialista (PSOE), encabezado por el presidente del Gobierno saliente, Pedro Sánchez, que 122 escaños.

Pero para el partido de derecha, que aspiraba a los 150 escaños, la mayoría parecía fuera de su alcance, incluso en el caso de una alianza con Vox. Al partido de extrema derecha, que llegó en tercer lugar, se le atribuyen 33 escaños, por delante del movimiento de izquierda Sumar, aliado de Sánchez, que obtendría 31 escaños.

El bloque de la derecha reuniría así 169 escaños, lejos de la mayoría absoluta, que son 176 escaños en España. Por otro lado, el bloque de izquierdas, que reúne potencialmente 154 escaños, parece paradójicamente en mejor posición para mantenerse en el poder, gracias al apoyo de varias pequeñas formaciones vascas y catalanas.

«El bloque retrógrado del Partido Popular y Vox ha sido derrotado»incluso lanzó al Sr. Sánchez frente a entusiastas activistas socialistas reunidos frente a la sede del Partido Socialista en el centro de Madrid. «Somos muchos más los que queremos que España siga avanzando»añadió.

Sin embargo, el Sr. Feijoo reclamó la victoria. el pp «ganó la elección»lanzó desde el balcón de la sede del partido, afirmando su intención de «gobierno anterior» y pidiendo a los socialistas que no » bloquear « tal gobierno.

Riesgo de estancamiento político y nuevas elecciones

Pedro Sánchez, ante sus seguidores, en la sede electoral del Partido Socialista, el 23 de julio, en Madrid.

“Es una auténtica sorpresa, el Partido Socialista ha resistido mucho mejor de lo esperado. Hay dos escenarios: [le maintien de] Sánchez [au pouvoir] o nuevas elecciones”, Antonio Barroso, analista de Teneo, dijo a la Agence France-Presse (AFP). El señor Feijoo quiere gobernar como ganador de las elecciones, pero sin mayoría absoluta, necesitaría la abstención, en una votación de investidura en el Parlamento, de los socialistas, que «no se lo daré»continúa el señor Barroso.

Porque a la vista de los resultados, Sánchez parece capaz de reunir en su nombre 172 diputados, más que el líder del PP, y por tanto podría volver al poder, siempre que el partido del separatista catalán Carles Puigdemont no vote en su contra. De lo contrario, España, que ya ha vivido cuatro elecciones generales entre 2015 y 2019, se encontraría en una nueva situación de estancamiento político y podría verse condenada a una nueva papeleta.

Si la izquierda retenía el poder, era una gran sorpresa: todos los sondeos de opinión publicados hasta el lunes -en España está prohibida su distribución cinco antes de las elecciones- daban por segura la victoria de los conservadores tras la goleada de la izquierda en las elecciones locales de mayo. Además, es este fracaso lo que convenció al Sr. Sánchez, en el poder durante cinco años, de convocar esta votación anticipada.

Pedro Sánchez podría haber favorecido una fuerte movilización de la izquierda, habiendo alcanzado la participación más del 70%, es decir, 4 puntos más que durante la última votación, en noviembre de 2019. Cerca de 2,5 millones de españoles –de 37,5 millones de votantes potenciales– votaron notablemente por correo, una cifra récord debido a que esta votación fue la primera organizada en pleno verano.

Lea también: Artículo reservado para nuestros suscriptores Elecciones al Parlamento en España: en los colegios electorales se movilizan votantes de derecha e izquierda

Una elección es “muy importante para Europa”

El país esperaba febrilmente los resultados de estas elecciones legislativas, también muy escrutadas en otros lugares de Europa, por la posible llegada al poder de una alianza entre el PP y el partido ultraconservador Vox -ultranacionalista, eurofóbico, que rechaza la existencia de la violencia de género, critica la “fanatismo climático”anti-LGBT, anti-aborto.

La aplicación del mundo

La mañana del mundo

Cada mañana, encuentra nuestra selección de 20 artículos que no te puedes perder

Descarga la aplicación

Tal escenario habría marcado la vuelta al poder de la extrema derecha en España por primera vez desde el final de la dictadura franquista en 1975, hace casi medio siglo. Feijoo dijo después de votar que esperaba que España “Comienza una nueva era”pero todo parecía indicar en la noche del domingo que no lograría su objetivo.

Lea también: Artículo reservado para nuestros suscriptores En España, las dificultades económicas de los hogares se invitan a la campaña legislativa

esta elección es » muy importante (…) para el mundo y para Europa”, había revelado, por su parte, el señor Sánchez, que hizo de Vox un espantapájaros para jugar con el miedo a la ultraderecha. denunciando “el tándem formado por la extrema derecha y la extrema derecha”reveló que un gobierno de coalición PP/Vox “No sólo sería un revés para España” en materia de derechos, “pero también un serio revés para el proyecto europeo”.

En una columna publicada el domingo en El mundoEl ex primer ministro laborista del Reino Unido, Gordon Brown, ha revelado que una entrada de Vox en el gobierno, sinónimo, dice, de «Los conservadores españoles capitulan ante la extrema derecha»“Tendría repercusiones en todo el continente” Europeo.

El mundo con AFP