Javier Milei enfrenta en el Gobierno su segunda huelga general en cinco meses

Estos días culminan exactamente cinco meses de la misión a la Casa Rosada del presidente argentino Javier Milei. Pero es cierto que el país de las celebraciones lo es: con una crisis galopante y un fuerte descontento social, el gobierno tenía ese día al mando a este joven. Segunda Huelga general Desde su llegada al apogeo del poder albiceleste el 10 de diciembre. Estas actividades promovidas por los gobiernos tienen como objetivo protestar contra la política de ajuste implementada por la actual gestión y las reformas laborales que deben implementarse en línea con el oficialismo.

La diferencia entre la primera vez y la general, realizada el 24 de enero en Argentina, es que estas actividades no van acompañadas de una gran movilidad, sino que han sido implementadas por un parlamento general en varios sectores. Entre ellos, la mayoría de transporte, salud, educación y banca. En otros países, como Francia, se han levantado manifestaciones en dirección a la huelga.

Desde primera hora los jóvenes argentinos pueden anunciar grandes diferencias respecto a una jornada laboral habitual. La huelga anunciada y convocada por el Confederación General del Trabajo (CGT) Se siente en las calles donde, hasta el punto de que hay varios comercios que han decidido permanecer abiertos a la media – porque la crisis actual lo obliga -, los clientes se escapan y se notan con la fuerza de la escasa actividad. Además, la CGT se adhirió a otros relatos griegos como la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), los metalúrgicos (UOM) y los empleados de la construcción (UOCRA).

Sin posibilidad de utilizar el metro, con todos los bancos cerrados y hospitales que sólo responden a emergencias, la jornada de la juventud funcionó casi al nivel de un día de celebración. Debido a la crisis actual, muchas personas del comercio se han visto obligadas a abrir sus puertas, sin mucho éxito durante el tránsito de los clientes.

Además, el freno a la actividad aeronáutica se logró con más de 700 vuelos cancelados y aeropuertos completamente vacíos. A lo largo del día, hay personas trabajando solas y operando solas en algunas líneas de autobuses.

Dos resultados

La medida de fuerza implementada por gran parte del movimiento sindical argentino ha tenido distintos resultados en el sector de la sociedad que observamos. Las fuentes del oficialismo pretendieron subordinar todas sus fuerzas al peso de la huelga, garantizando su resentimiento e insistiendo en que fracasan en su eficacia. Antes de la meditación, el presidente Javier Milei había publicado en sus redes sociales una imagen suya con un cartel que contenía la frase “Yo no paro” –no hago huelga-. Luego de comenzar a hablar, el mandatario publicó una enigmática frase que compara la actualidad política con los faraones. “Nota de color… ¿Cómo se dice Faraón en hebreo? El cuento… Paro a buen intendor pocas palabras bastan…», escribe.

Asimismo, su opinión sobre la medida de aseguramiento de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, decidió reducir la carga de la deuda al referirse a la misma como “el paro de la deuda”. Además, el consejo de función: “¿Qué es el almuerzo y qué va a funcionar?”.

Sin embargo, los organizadores de la protesta sólo pueden estar satisfechos con los resultados obtenidos en la carrera, ya que aspiran a repetirla inmediatamente y anuncian que la próxima vez durarán 36 horas. «Hay una serie de personas enfrentadas en gran parte del país y en el otro, el gobierno debe tomar nota de la expresión de los trabajadores para reconfigurar su política de ajuste», aseguró en un comunicado de prensa al finalizar la jornada.

Resistencia al Congreso

Pero también las ideas y perspectivas del discurso entre el gobierno argentino y los sindicalistas, esta semana también ha sido importante para la actividad del Congreso. La “Ley Ómnibus” fue lanzada por el oficialismo para atender las comisiones del Senado y, en ese momento, no logrará la rápida aprobación que espera el Gobierno argentino y la votación en esta cámara se ampliará cada día.

Mientras los medios locales informan sobre la evolución de la ley en las calles, el Congreso sigue estancado en el proyecto de ley y está ahí en estos días, el oficialismo está en el origen de la ecorresistencia que también es joven. observó en las calles donde reina el silencio.