Israel suspende al ejército para reconocer ‘errores graves’ durante los asedios cooperativos de WCK en Gaza | Internacional

Los hallazgos internos del ejército israelí sobre el bombardeo aéreo que tuvo lugar con los colaboradores de la ONG del chef José Andrés, World Central Kitchen (WCK), revelaron una cadena de errores en el peso y plantearon ciertas preguntas sin respuesta. El informante responsable de este incidente, el teniente general Yoav Har-Even, presentó a WCK a los embajadores de los países de los procesos de las víctimas, reiterando el «profundo dolor por el incidente», diciendo que «las tropas no pueden ser identificadas». Los vehículos como asociados” a la ONG, es decir que los coches llevan el logo de la organización es visible en la parte superior porque han sido comunicados previamente durante la evacuación de la plataforma y del horario, utilizando el sistema de Naciones Unidas. . «Las fuerzas atacaron los tres vehículos WCK basándose en una clasificación errónea del sucesor e identificaron erróneamente que los vehículos pertenecen a operadores de Hamás», dijo.

El accidente admite que los atentados se cometieron por un «grave error» en cuanto a identificación como decisión y «grave vulnerabilidad» de las normas internas, por lo que suspendió a un jefe de brigada, con rango de coronel, como funcionario de Apoyo de la brigada, con rango de comandante. También asume formalmente a altos dirigentes como el general y el jefe de Mando Sur. Ningún otro anuncio, como encarcelamientos en la zona de justicia militar.

El chef español José Andrés, fundador de WCK, respondió que las fuerzas armadas israelíes “no podían investigar de manera creíble su propia pelea en Gaza”. «No deberíamos limitarnos a esforzarnos por evitar más muertes humanitarias, que ahora se acercan a las 200», afirmó. “Es necesario proteger a todos los civiles, así como nuestros alimentos y a todas las personas inocentes en Gaza. Y todos los rehenes deben ser liberados”.

Durante la investigación todo se concretó cuando un comandante identificado como un hombre armado dentro de los camiones de ayuda de la WCK y posteriormente otro. Ni los vehículos de los que están cooperando, ni llevan milicianos —probablemente son guardias para mantener a la gente en las fuerzas armadas o clanes armados— y no pueden entrar a los autos, de lo contrario quedan en el almacén. Sin embargo, uno de los comandantes “creyó erróneamente que estaba dentro de los vehículos de apoyo”. [de WCK] y que son terroristas de Hamás”, según la versión oficial del extremista israelí. La nota de prensa no menciona que la organización ya había comunicado el recorrido que debía ser registrado ante las autoridades castellanas.

“El accidente ocurre en serie, es un incidente grave que ocurrió en la vida de trabajadores humanitarios inocentes. «Expresamos nuestro profundo dolor por las víctimas y enviamos nuestras condolencias a la familia de la organización WCK», afirmó. Se trata de tres británicos, un australiano, un polaco, un estadounidense-canadiense y un palestino. Sus muertes provocan la unánime decisión internacional. repugnancia.

Conéctate a EL PAÍS para seguir todas las novedades y leer sin límites.

Inscribirse

El Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, jugó un papel importante en la investigación, pues indicó que «el problema no es que» se genere una acción decidida, sino «el sistema que permite tener éxito una y otra vez», por lo que ha llevado a cabo un «cambio de paradigma» que afecta a la «estrategia y los procedimientos» que viene aplicando el ejército israelí desde sus meses en Gaza. Guterres registró el número de trabajadores humanitarios muertos “todos palestinos” y llevó a cabo una investigación, al igual que los trabajadores de WCK, todos occidentales.

El ministro israelí de Seguridad Interior, el ultrarechista Itamar Ben Gvir, planteó la suspensión de los dos funcionarios por el «abandono de combatientes durante la guerra» y la consideró un «grave error que transmite la deficiencia». «Incluso si hay un error en la identificación, en la guerra se defiende de los soldados», dijo en un comunicado.

La expulsión hizo públicos los resultados del día después de la primera conversación telefónica del atacante que mantuvieron el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y el presidente de Estados Unidos, Joe Biden. Uno de los cooperantes muertos tenía nacionalidad nacional, también canadiense; La sede de la ONG está en la ciudad de Washington y la obra del español José Andrés es muy popular en el país norteamericano.

Lo incentivó el anuncio del gobierno israelí de que abriría el paso fronterizo de Erez «que conecta con el norte de Gaza, la zona más desnutrida» y permitiría la entrega de ayuda humanitaria a través del puerto de Ashdod, a 30 kilómetros de Franja, como lo logró. el 7 de octubre, día del ataque de Hamás que inició la guerra.

Sigue todas las noticias internacionales en FacebookXfrecuentemente Nuestro boletín semanal.

Suscríbete para seguir el curso

Límites del pecado de Lee

_