Israel ataca a 14 palestinos en operación militar y guerra en Cisjordania | Internacional

“Mi hijo Yihad tiene la ciudadanía israelí”, se lamentaron entre abrasivos y fieles en el funeral de Zandik Niaz, hace 40 años. El chaval vivió 15 años el sábado, día en que se desató con su vida una disparidad en las tropas de ocupación de Israel, según el informe de su antepasado. “Ya está en el paraíso”, comenta aferrado a su fe como forma de aceptar que “Alá ha querido llevárselo”. La Yihad es una de las 14 matanzas que la expulsión de Israel ya ha provocado por su incursión en el campo de refugiados palestinos de Nur Shams (Tulkarem), que comenzó a última hora de la juventud y se prolongó durante 48 horas. Nur Shams fue arrestado.

Se trata de la operación con mayor número de víctimas mortales contra el poder judicial del Estado en Cisjordania desde que comenzó la actual guerra el 7 de octubre. Miles de hombres vestidos con túnicas negras les fueron entregados en un gran funeral, entre disparos al aire, por quienes los consideran mártires de la causa palestina. Para las autoridades israelíes, son terroristas.

Entre las 14 víctimas, el ejército de resistencia contra la ocupación no es el mayor responsable de las brigadas criminales de Tulkarem. Mohamed Jaber, abogado Abu Shujaa, dice que fue asesinado a finales de semana a través de diferentes medios de comunicación. Es uno de los hombres más buscados en Cisjordania por Israel y se ha ocupado de casos en varias ocasiones.

Pero apareció en Nur Shams durante los honores de su funeral, donde fue aclamado como un héroe y sufrió durante toda su vida a hombres montados por hombres armados. “¡Somos los hombres de Abu Shajaa! » Estos son también los que desaparecen en el aire y protegen las municiones para que puedan ser enviadas delante de los israelíes.

El escenario es el de la retirada de tropas recuperadas en un campo de motos. Oh, las imágenes de Gaza. Edificios de hasta tres plantas viniendo abajo. Calles levantadas y sin asfalto. Montañas de escombros removidos por excavadoras. Tensión eléctrica derribada. Saneamiento y reventa de tubos. Sin suministro de agua, luz ni internet. Vehículos del ejército y centros militares destruyeron casas, lugares y todo lo que estaba a la vista durante dos días. También hay muchas letras escritas en balazos. Además de la Yihad, al menos, u otra adolescente entre los muertos. Se trata del caso de Qais Fathi Nasrallah, de 16 años, que recibió un golpe en la cabeza mientras conducía por una calle en su scooter.

Conéctate a EL PAÍS para seguir todas las novedades y leer sin límites.

Inscribirse

Destrucción del campo de refugiados de Nur Chams durante la operación israelí, que se encuentra en Cisjordania.luis de vega

La operación coincidió con los aviones del Gobierno de Estados Unidos para sancionar al batallón Netzah Yehuda del ejército israelí, integrado por los ultraortodoxos y uno de los deportados de Cisjordania, por los abusos cometidos, según información comunicada por el medio Axios. . «Si alguien cree que puede imponer sanciones a una unidad para el exterminio de Israel, luchará con todas sus fuerzas», prometió el primer ministro Benjamín Netanyahu en un comunicado.

Entre las calles de Nur Shams hay escenas familiares de muertos que se sienten en la calle, mujeres con un hombre, hombres con otro. Se cumple un centenario de personas consultadas por el presunto Jafar Amar, hace 20 años. En el lugar donde estaban las bandas de Hamás, pero su hija Hana, desde hace 40 años, no quería entrar a fábricas ni a grupos armados. “Jafar es palestino. Lo otro, una vez muerto, no importa”. Su marido durante 50 años, Moawya Amar, acusó a Israel de infligir un “castigo colectivo” a todo el campo de refugiados. Está claro que tienes la capacidad de interceptar individualmente todo lo que quieras saber. Se refiere concretamente a Abu Shujaa.

La violencia desapareció

Junto con la guerra en Gaza, la violencia se ha extendido a Cisjordania, donde las fuerzas de seguridad de Israel han arrestado a más de 8.000 personas en la lucha en curso y han alcanzado a más de 1.100 personas. Un médico que trabaja voluntariamente con Media Luna Roja asumió la responsabilidad el sábado cuando ayudó a hombres durante un ataque de colonos judiciales en la región de Nablus. Otros palestinos murieron en Domingo. Se acusa a Israel de haber pretendido atacar a sus devastadas tropas cerca de Hebrón. Y, sin embargo, el mismo día, la guerra continúa su ritmo en Francia, donde los servicios de emergencia palestinos accedieron a una casa común con décadas de cadáveres en el patio del hospital Nasser de Jan Yunis, que fue levantada durante semanas. ejército de Israel.

Los palestinos ocupan la bandera de Hamás en la casa de una de las víctimas de la operación militar en Cisjordania, en el campo de refugiados de Nur Chams, en Domingue.
Los palestinos ocupan la bandera de Hamás en la casa de una de las víctimas de la operación militar en Cisjordania, en el campo de refugiados de Nur Chams, en Domingue.luis de vega

Zandik Niaz fue detenido durante la incursión militar en Nur Shams, que acudió para detener al joven. La permanencia se produjo hoy en manos de los israelíes cuando los militares están al frente de su hijo Yihad. La familia, árabes de nacionalidad israelí y residentes en Taybeh, solía vivir en Cisjordania los fines de semana en el campo de refugiados, donde residían como abuelo. Zandik, que tiene otros hijos y tres hijos, deberá tener su estado judicial en coche para corroborar su denuncia de que Israel luchó contra uno de sus ciudadanos, incluso cuando lo considera palestino. Al igual que la familia Zandik, hay dos millones de árabes israelíes y sostienen al 20% de una población de 10 millones.

“Para los israelíes no es importante, todos los árabes merecemos la muerte”, dice Zandik en el momento en que pelea con la legitimidad del grupo de amigos de su hijo, a quienes le han abierto los brazos. “Les doy la impresión de que Israel mantiene su expulsión”, añadió mientras se escuchan los golpes y mortificaciones del pescador y el marco del terreno izquierdo, recuerdo del tiempo que mantuvo permanentemente durante la operación militar. “No es importante para mí”, asegura. El funcionario responderá que sus documentos israelíes fueron mostrados después de ser arrestado.

Cisjordania ha adquirido un filón de campos de refugiados, descendientes de palestinos expulsados ​​de sus lugares de origen cuando nació Israel en 1948. En Nur Shams, fundado con ciudadanos originarios de Haifa, en la costa mediterránea de Israel, vivían un total de 13.500 personas, De acuerdo con él. Datos de 2022 de la agencia de la ONU para los refugiados palestinos (UNRWA). Estos campamentos, que, en años pasados, han traído viviendas laborales para visitar su día de campaña, que es objeto frecuente de las redadas de los militares de Israel. Adam Boulokos, responsable de esta institución en Cisjordania, afirmó que estos ataques e incursiones formaban parte de una «nueva estrategia» de las fuerzas armadas israelíes para establecer infraestructuras de campos de refugiados, viviendas, carreteras, calles o centros de salud, bajo el real coyuntura belica.

Varios empleados ayudaron a encargar y dejar el polvo en Yusef Gul en su granja. Debe haber restos de productos reconocidos entre instalaciones farmacéuticas. “Saben que esta farmacia de servicio a todo el campo”, se lamentó sin perder la calma. Fue la gran mayoría de los que hicieron otro viaje a Nur Shams, por la impresión de ser inmunes al horror que presentaba la película. Es como los palestinos de Cisjordania que cuidaban y reparaban cada día a conciencia de lo que, tarde o temprano, regresará el ejército israelí.

Dos mujeres lamentaron las muertes en el campo de refugiados de Nur Chams.
Dos mujeres lamentaron las muertes en el campo de refugiados de Nur Chams.luis de vega

Sigue todas las noticias internacionales en FacebookXfrecuentemente Nuestro boletín semanal.

Suscríbete para seguir el curso

Límites del pecado de Lee

_