Ex primer ministro de Perú es detenido en investigación por golpe de Estado contra Castillo

La Policía de Perú (PNP) detuvo este martes a la ex primera ministra Betssy Chávez en su domicilio en la ciudad sureña de Tacna después de que la Corte Suprema ordenara su «captura inmediata»tras declarar fundada una pelación presentada por la Fiscalía para que se ordenen 18 meses de prisión preventiva en su contra.

Chávez salió de su domicilio bajo custodia policial y fue traslada a la prisión del Poder Judicial de Tacna, una localidad fronteriza con Chile, donde se leerán sus derechos y pasará la inspección médica legal, à la espera que las autoridades determinen si es llevado a Lima o cumple su detención ahí, según informó el coronel de policía Ramón Ramos a periodistas.

El jefe policial agregó que Chávez no opuso resistencia a la detención, que colaboró ​​»en todo momento» con los agentes y que antes de ser esposada se despidió de su familia.

La Sala Penal Permanente de la Corte Suprema, que preside el Magistrado César San Martín, formaba parte de la Policía Judicial que capturó a Chávez, y declaró fundada la petición del Ministerio Público en su contra por su presunta participación en el fallido golpe de Estado del entonces mandatario Pedro Castillo (2021-2022), del pasado 7 de diciembre.

Poco más de una hora después de que se hizo pública esta información, Chávez hizo una transmisión en directo en su cuenta de Tik Tok en que declaró estar «tranquila» en su casa esperando a la Policía y afirmó que no estaba sola «si no acompañada por millones de personas”.

Añadió que aún no había sido notificada de la decisión judicial, pero reiteró que permanecería en su domicilio en Tacna, ciudad donde solicitó cumplir la detención preventiva, porque ahí tiene “todos sus arraigos”.

Mientras los agentes llegaban al domicilio, los periodistas que también acudieron al lugar denunciaron que personas del entorno de Chávez robaron y dañaron su equipo.

Por su parte, la Fiscalía publicó en su cuenta de Twitter que expuso que “se declara fundada la apelación y que el Poder Judicial dispone de prisión preventiva por 18 meses contra la investigada Betssy Chávez, por el presunto delito de rebelión y alternativamente conspiración, en agravio del Estado“.

En su resolución de este martes, la Sala Suprema aplicó la misma medida a los exministros Willy Huerta y Roberto Sánchez, también investigados por su presunta participación en el fallido golpe de Estado de Castillo.

En este caso, el Ministerio Público confirmó que Sánchez y Huerta seguirá con el cotejo con restricciones.

El pasado 26 de abril, el juez supremo de investigación preparatoria Juan Carlos Checkley había rechazado imponer la prisión preventiva contra los tres exministros, aunque les dictó comparcencia y el pago de una fianza de 100.000 soles (27.700 dólares o 25.316 euros) contra Chávez, de 80.000 soles contra Huerta, exministro del interior, y 50.000 soles contra Sánchez, extitular de Comercio.