En Benín, el mercado de la cosmética natural está en auge

Encontró la vena y está feliz por ello. “La facturación de mi empresa aumentó un 500% entre 2018 y 2019, asegura la beninesa Caludia Togbé, fundadora de la marca Origine Terre, que ofrece cosmética 100% natural. Incluso durante el Covid seguimos vendiendo cremas, sueros botánicos y jabones. Desde hace cuatro años, nuestro crecimiento anual ronda el 20%. »

En el barrio de Jericó, en pleno centro de Cotonú, la capital económica de Benín, la tienda siempre está llena. En una sala al fondo de la tienda se encuentra la peluquería donde se aplican los champús y lociones que se venden en los lineales. Al frente, los clientes se agolpan frente a los estantes. “Vengo cada cuatro meses, explica Hermione Aouni. Conocí Origine Terre gracias a una caja de regalo que me regalaron. Desde entonces, me he suscrito a esta marca. Me gusta la calidad de los productos, el packaging natural y el hecho de que estos cosméticos provengan de mi país. »

Frente a las cremas aclaradoras y lociones alisadoras, a menudo compuestas de sustancias químicas peligrosas para la salud, desde hace unos diez años se desarrolla un mercado de cosméticos respetuosos con la piel y el cabello, en la ola del movimiento Nappy (Natural Hair Movement). Cariss’Body Secret, We Naturals, Kari Kari… Nuevas marcas emergentes en África Occidental. Para algunos, con la exigencia adicional de producir localmente, combinando respeto por el medio ambiente y conocimientos tradicionales, como hace Caludia Togbé.

Lea también: Artículo reservado para nuestros suscriptores. Salones de belleza casi como cualquier otro.

Esta treintañera, nacida en Parakou, en el centro de Benín, no se dedicaba a la cosmética. Apasionada de la cultura japonesa, con múltiples títulos en diplomacia y relaciones internacionales, soñaba con una carrera como alta funcionaria. En vano. Al no poder encontrar trabajo, se pregunta sobre sus otras habilidades. “Desde pequeña me han elogiado por la calidad de mi piel, ella dice. Como no podía encontrar trabajo, pensé que tal vez había algo que podía hacer en este campo, comercializando las lociones que me preparaba. Se basaban en aloe vera para el rostro o manteca de karité para el cabello. Entonces decidí diseñar mezclas para otros y venderlas. »

Desde 2016, el desarrollo de sus aceites esenciales, sus polvos, sus esencias de frutas… le ocupa a tiempo completo. Al año siguiente, registró oficialmente su marca Origine Terre y luchó para que las materias primas de sus productos, como el karité y el cacao, procedieran principalmente de cooperativas gestionadas por mujeres beninesas. “Mi padre, agrónomo, me enseñó a trabajar la tierra, ella explica. Ver una semilla convertirse en planta, luego en árbol y luego dar fruto siempre me ha fascinado. » Para su gama de productos, marca dos reglas: que sean 100% naturales y elaborados en Benín.

Rotación confidencial

El boca a boca permitió que la marca se diera a conocer y que el negocio de Caludia Togbé, que prefiere mantener en secreto su facturación, despegara. Jabones, lociones o cremas… Los 78 productos de Origine Terre están diseñados en un laboratorio de Abomey-Calavi, a unos veinte kilómetros de Cotonú. Sólo el control de calidad se hace en el extranjero, en un laboratorio inglés. Hoy en día, todos los productos están disponibles en varios países de África occidental y se comercializan en Europa (Italia, Francia, España, etc.) a través de Internet.

“El tamaño del mercado cosmecéutico [produits cosmétiques contenant des ingrédients bio actifs censés avoir des avantages médicaux] Se espera que en África aumente de 3.550 millones de dólares en 2023 a 4.950 millones de dólares en 2028”.predice Mordor Intelligence, una empresa india de investigación de mercados, en un informe sobre las tendencias del mercado de productos de belleza en África. Esta industria ha experimentado un rápido crecimiento en los últimos años en todas las regiones del continente. » Muchas marcas internacionales ya han capitalizado la clase media africana y la fuerte demografía del continente. “Unilever, L’Oréal, Procter and Gamble, pero también el indio Godrej y el chino Longrich han invertido en el mercado. », analiza en una nota Business France, la agencia nacional encargada de apoyar a las empresas francesas en sus proyectos de exportación.

Lea también: Las muñecas negras juegan a lo grande…la distribución

Símbolo de la atracción de estos grandes grupos por este mercado, una multinacional francesa de la cosmética quiso hace dos años asociarse con Origine Terre. “Los productos se habrían distribuido por todo el mundo gracias a sus 5.000 tiendas y la inversión fue de varios millones de euros, recuerda Caludia Togbé. Me negué a firmar porque no tenía suficientes garantías jurídicas… Hoy prefiero esperar a que Objectif Terre se desarrolle más antes de pensar en asociarme. »