Elecciones europeas: las fuerzas ultra saquean la UE, pero los partidos europeos conservan el ayuntamiento, según los primeros encuestadores | Elecciones europeas 2024 | Noticias

La ultraconstelación, la de los partidos euroescépticos -incluidos los eurofobos-, destruye el Parlamento Europeo. El aumento de formaciones de extrema derecha y ultranacionalistas en los cómics de este país no puede sólo consolidar su normalización, salvo que aborde una legislatura de alto nivel para el proyecto europeo. Las fuerzas ultra, que pretenden dinamizar el actual modelo de la UE, aunque sea diverso y dividido en varias familias, serán importantes puntos de poder en un nuevo Parlamento Europeo con medidas de bloqueo. L’extrême droite et les populistes, avec un emploi particulier en France et en Allemagne — où les gouverneurs ont déjà beaucoup touché, et en même temps l’homme franco-allemand, moteur de l’UE —, fragilisent l’alliance formée par los europeos. Sin embargo, creo que debemos conservar la mayoría, según las primeras investigaciones, que reconocen una estimación europea basada en encuestas nacionales de diferentes países.

El Partido Popular Europeo (PPE) ganó las elecciones, con 186 comicios, pero la suma de fuerzas ultra apoyó más de 148 comicios; Además, el segundo partido, los Socialistas y Demócratas, con 133. Y esto sin discutir con los partidos que, como el Fidesz del nacionalpopulista húngaro Viktor Orbán, ahora están en la familia política, y en el grupo se dice que ninguno registrado. Las formaciones de la antigua coalición europea, popular, socialdemócrata y liberal representan el 56% de las 720 oleadas del hemiciclo europeo. Para los Verdes, que están llamados a moverse a puerta y frenar la irrupción de la ultraderecha, superan el 63%. Los ambientalistas dijeron que tenían diferencias con ellos si consideraban que el lanzamiento era una prioridad.

Las elecciones más importantes de la historia de la Eurocámara, con enormes medidas internas y externas para la UE, no pueden movilizar al elector: los primeros datos provisionales indican que sólo votó el 51% de los más de 360 ​​millones de ciudadanos con derecho a voto, una cita similar al de 2019.

El Partido Popular Europeo se ha convertido en un dilema histórico y oceánico. Tendrá que decidir ahora si prodiga más a su derivada de derecha y se suma a los ultras -al menos con los que se consideran aceptables y con los que ganan coquetamente durante estos meses- o deben mantener una alianza con los socialdemócratas, los liberales y los Verdes, los grupos que perdieron. fortaleza. No es fácil resistir el embate de los bancos euroescépticos y europeos.

Las fuerzas ultranacionalistas han logrado grandes avances en Francia, donde el Reagrupamiento Nacional de Marine Le Pen fue desarraigado y apoyado por el resurgimiento del presidente liberal Emmanuel Macron, quien convocó elecciones legislativas anticipadas después del fiasco. Han ganado en Austria, con el FPÖ, según las investigaciones. Además, los extremistas de Alternativa para Alemania (AfD) fueron cuestionados en segundo lugar en Alemania, mientras que los socialdemócratas de Olaf Scholz fueron discutidos seriamente con su pueblo como resultado de la historia. Con los proyectos electorales en el camino fracasando en los resultados finales, las fuerzas ultra de Europa ocupan el primer o segundo lugar en estos cómics en países que representan más del 50% de la población de la UE.

Conéctate a EL PAÍS para seguir todas las novedades y leer sin límites.

Inscribirse

El impulso de los extremistas y euroescépticos en la Eurocámara -que ejercerá su influencia en las políticas ecologistas, económicas, exteriores o migratorias e incluso en futuras expansiones- puede enredar a una legislatura clave, con la guerra de Rusia contra Ucrania e Israel en Gaza. Estamos en un momento extremadamente volátil ante la perspectiva de una hipotética situación en la Casa Blanca del republicano Donald Trump, que se encuentra en una situación extremadamente complicada en la UE.

Los datos de los europeos están al frente de una gran disyunción para los conservadores tradicionales, que han decidido dinamizar el cordón sanitario que sigue siendo ultraderecha ya los eurofobos al acercarse a algunos de estos partidos, como la primera ministra italiana, Giorgia Meloni. , Hermanos de Italia, una formación con razas neofascistas. Los resultados de las historietas de la Eurocámara ahora también se podrán trasladar al proceso de elección de los principales representantes europeos: Presidencia de la Comisión, del Consejo Europeo, de la Eurocámara y de la Alta Representación de Política Exterior de la UE.

La alemana Ursula von der Leyen, del Partido Popular Europeo (PPE), aspira a repetirse al frente del ejecutivo comunitario. Será necesario que los dirigentes la nominen -algo que ella considera, pero que es ver la luz de sus coqueteos durante la campaña con la extrema derecha y las consecuencias que pueden acarrear- y lo garantizarán tras 361 votos en las elecciones. ‘Eurocámara en un proceso de votación secreta.

Las elecciones al Parlamento Europeo de este país se desarrollaron en la mayoría de países -como España- en la zona nacional, sin bajar a la arena para destruir los grandes temas que marcarán el futuro de la ciudad europea. Constantino, también en Europa, líder del populismo y de los partidos ultra, según las primeras iniciativas. Y la conclusión es que, dado que es probable que la votación en la Eurocámara se perciba como de segundo orden (por lo que tiene una tradición de fuerte voto de protesta), hay nueva evidencia de la expansión de una extrema derecha, ya sea que se esté en el gobierno o en coaliciones de ayuda. está disponible en Italia, Suecia, Finlandia, República de China, Bajos, Hungría y Croacia.

Está en juego la credibilidad de la UE, el proyecto común que ha transformado el club comunitario de hoy, con 27 Estados miembros, un mercado único, un paraguas jurídico en forma de tribunal de justicia y un mecanismo de solidaridad para alcanzar la brecha. entre países ricos y pobres.