“El racismo contra los negros en el Magreb está vinculado a la memoria de la esclavitud”

Profesor de Sciences Po, M’hamed Oualdi es historiador, especialista en el Magreb moderno y contemporáneo. Autor de obras sobre la esclavitud en la zona árabe-musulmana, ha publicado en particular Esclavos y amos. Los mamelucos de los beyes de Túnez del siglo XVII.mi siglo hasta 1880 (Ediciones de la Sorbona, 2011) y Un esclavo entre dos imperios. Una historia transimperial del Magreb (Umbral, 2023). el viene a diseñar La esclavitud en los mundos musulmanes. De la primera trata al trauma (Ediciones Ámsterdam, 256 páginas, 19 euros), que describe las diferentes formas históricas de esclavitud en esta región y sus consecuencias contemporáneas.

¿Es el racismo contra los negros en el Magreb, del que recientemente hemos visto manifestaciones en Túnez, un legado de la esclavitud en los mundos musulmanes?

No debemos ser esquemáticos, este racismo puede tener varias fuentes. En Túnez, por ejemplo, los inmigrantes subsaharianos son percibidos y estigmatizados como personas que codician los recursos de los tunecinos. Pero el vínculo entre el racismo antinegro en el Magreb y la esclavitud es, por supuesto, importante. Prueba de ello es la forma en que todavía hoy se describe a los negros en árabe con términos vinculados a la esclavitud, como wusifque significa “doméstico”, pero que acabó refiriéndose a los negros.

Lea también el artículo: “La cuestión tabú del racismo en Túnez nunca ha sido objeto de un debate nacional”

¿Cuál es la memoria de la esclavitud en estos países hoy?

Este cuestionamiento de la memoria remite a la cuestión del silencio, el tabú y el trauma. A este respecto hay que evitar observaciones vagas: el silencio y el malestar son perceptibles pero, contrariamente a lo que repite el tópico, no son absolutos. En mi libro cito un cierto número de producciones –novelas e investigaciones en lenguas no europeas– que refutan la idea según la cual este pasado esclavista no despertó ningún interés en los mundos musulmanes. Por supuesto, estas producciones no están dirigidas al público general -no son series de televisión-, pero definitivamente se está iniciando un cambio en este ámbito.

A nivel institucional, esta memoria es rara, pero existe. Dos países destacan en este sentido. Primero Túnez, donde el ex presidente Béji Caïd Essebsi [2014-2019] había establecido, en 2019, un día de celebración de la abolición de la esclavitud [en 1846] en el pais. Esta conmemoración ha perdido su fuerza. desde las declaraciones hostiles a los inmigrantes subsaharianos que desataron una ola de violencia contra los negros. Luego Qatar, que no abolió la esclavitud hasta 1952, pero donde en Doha hay un museo en torno a esta memoria instalado en la casa de Ben Jelmoodsz. [un négrier du XIXe siècle].

Te queda el 75,59% de este artículo por leer. El resto está reservado para suscriptores.