El bañador asimétrico, un hombro de atracción

IEl maillot asimétrico nos sumerge en mundos opuestos. El primero, contrariamente a las apariencias, es ordenado. Se sitúa entre el vestido de cóctel y la túnica antigua, inspirándose tanto en las creaciones de Halston, el diseñador insignia de los glamurosos años setenta, como en la estatuaria. En el cruce, está el cine y Hollywood, que lo convierten en un referente de los peplums y este, de los años 30, con Claudette Colbert, la primera francesa en recibir el Oscar a la mejor actriz.

Dentro la señal de la cruz (1932), de Cecil B. DeMille, elle interprète l’impératrice Poppée, épouse de Néron, prenant volontiers des bains de lait d’ânesse, dont la blancheur opaque permit de déclencher la censure du code Hays régulant alors le contenu des productions selon principios «moralidad». Del mismo modo, su vestuario, lejos de ocultar su cuerpo, lo muestra de manera bastante dramática, sobre todo en un vestido anudado que deja un hombro al descubierto y parece envolver con fuerza su figura.

En 2009, Michelle Obama eligió, para la fiesta de inauguración del primer mandato de su marido como presidente, un vestido de fiesta de gasa blanco con un corpiño plisado, sostenido por un solo tirante, que le da un aspecto escultórico. Un vestido que, según la fórmula consagrada, era, «por una noche, el vestido más importante del país», como nos recordó el director del Museo Nacional de Historia Estadounidense, que hoy lo conserva.

Amigo del macho alfa Tarzán

Lejos de la ultrasofisticación y los guiños a lo Antiguo, el bañador asimétrico se traduce también en la representación fantasiosa de la mujer en las cuevas o la de la selva. Desde las distintas versiones de Jane, buena amiga del macho alfa Tarzán, hasta las novias de Raquel Welch en Un millón de años antes de Cristo (de Don Chaffey, 1966) y hasta el grupo Destiny’s Child en el video musical de su tubo Sobreviviente : el traje de dos piezas de una correa es el uniforme impuesto de un regreso al estado de naturaleza usado casi sistemáticamente por un luchador… que no olvida ser seductor para no molestar demasiado al espectador.

Lea también: El bikini, un dos piezas con vistas

Porque todo, por supuesto, juega con cierto erotismo: modelo de buen arte de niña, género de cómics con heroínas hipersexualizadas, la serie de cómics chica de las cavernas, publicado en la década de 1950, representa a una pin-up rubia, su cuerpo moldeado en una piel de animal atada a un hombro. Wiser: en la serie animada estadounidense la familia de los picapiedra, Madame Wilma Picapiedra se presenta con minivestido asimétrico, moño y collar de perlas como una esposa modelo de la prehistoria.

A menos que… Los personajes teóricamente pueden provenir de la Edad de Piedra, pero algunos en Internet tienen otra teoría: la familia Picapiedra no evoluciona en tiempos prehistóricos sino en un futuro postapocalíptico, que parece haber sido menos lejano.

Bañador Latitude 43, en poliamida y elastano, Re.sea, 230€.  Pulsera, Sisijoia.
Bañador Devi, en poliamida y lycra, Zimmermann, 475€.
    Bañador de punto de poliamida y elastano, Hermès, precio a consultar.
Bañador Effigie, en poliamida y elastano, Eres, 360€.  Collar, Sisijoia.
Bañador Singapur, en poliamida y poliéster, 59€ la parte de arriba y 40€ la braguita, Calzedonia.
Bañador, en poliamida y lycra, Fendi, 670€.  Pendiente, Sisijoia.