A la espera de los resultados se acumulan las denuncias por fraude

Las tormentas que se pronostican sobre las Comoras no sólo están relacionadas con los vientos del ciclón Belal que azota el Océano Índico. El archipiélago de casi un millón de habitantes eligió el domingo 14 de enero a su presidente y a los gobernadores de las tres islas. Los resultados provisionales, que se anunciarán el lunes por la noche, tardan en llegar. Los electores esperan las primeras estimaciones en un ambiente tenso, en un contexto de acusaciones de fraude electoral.

El lunes, los resultados provisionales de las elecciones de gobernador de Mohéli y Anjouan, combinados con las elecciones presidenciales, encendieron la pólvora. Los candidatos de la Alianza del Movimiento Presidencial (AMP), el bando del presidente saliente, Azali Assoumani, fueron elegidos en la primera vuelta, provocando protestas en las dos islas.

En Mohéli, se han instalado represas cerca de la ciudad de Fomboni. Y Anjouan, que representa a más de un tercio de los votantes y es conocida por su oposición al jefe de Estado, fue escenario de varias manifestaciones el lunes por la noche. Los gendarmes desplegados en la capital, Mutsamudu, dispersaron los crímenes con gases lacrimógenos, especialmente en los alrededores de la sede del partido Juwa (oposición).

Leer también | En Comoras, el presidente confía en su reelección, la oposición denuncia fraude

La región de Nioumakélé, en el sur de la isla, está cerca del punto de ebullición. El lunes al amanecer, tras varios intentos de fraude por parte de la oposición durante la votación, unos jóvenes prendieron fuego a una gendarmería, un ayuntamiento y una escuela en la ciudad de Mrémani. Las carreteras están cerradas para evitar el despliegue de las fuerzas del orden, según varias fuentes in situ. “Tememos excesos tras los resultados”declara, bajo condición de anonimato, un residente de la vecina ciudad de Domoni, conocida por ser el punto de partida de muchos kwasa kwasa (embarques) hacia Mayotte.

Desde el domingo, el archipiélago está bajo tensión. Incluso antes del final de la votación, los cinco candidatos de la oposición cuestionaron en una declaración conjunta la realización del control. “No hubo elecciones el 14 de enero de 2024, ellos acusaron. El ejército recogió las urnas y las llevó a los cuarteles de la gendarmería nacional en varias localidades, especialmente en la isla de Anjouan. »

Observadores privados de acreditación

Anjouan, bastión de la oposición, está en el centro de las polémicas, sobre todo desde la interceptación de un camión militar que transportaba urnas el domingo al mediodía por el candidato del partido Naranja, Mohamed Daoud alias «Kiki». En varias localidades de la isla, “los gendarmes desempeñaron el papel de la Comisión Electoral Nacional Independiente [CENI] y dio instrucciones a los miembros de las mesas electorales”señala un observador extranjero presente en el lugar, que prefiere guardar silencio sobre su identidad y la de su organización.

Asimismo, la Organización Internacional de la Francofonía (OIF), que tenía una misión de observación, señaló varias violaciones de las normas electorales. “La policía estuvo presente en los centros visitados […] algunos intervinieron en la devolución y recuento de los votos”, dice el informe de la OIF publicado el martes. El presidente Assoumani, cuyo hijo es el comandante del grupo de gendarmería en la isla de Gran Comora, había prometido, no obstante, la neutralidad de la policía durante el control.

Leer también | Artículo reservado para nuestros suscriptores. En Comoras, Azali Assoumani, ex golpista y presidente que aspira a la reelección

La Unión Africana (UA), cuyos sesenta observadores recorrieron el archipiélago el domingo, indica que las elecciones se desarrollan en un “clima pacífico” Y “son en general satisfactorios”. La UA no se pronuncia sobre el bloqueo de las acreditaciones de la sociedad civil por parte de la CENI. Más de un centenar de observadores fueron privados de su acreditación, sin explicación por parte de las autoridades, que también negaron el acceso a los colegios electorales a expertos electorales de la Unión Europea (UE).

El martes continuó el procesamiento y recopilación de resultados en la capital, Moroni. Sin embargo, el Palacio del Pueblo, donde se encuentra la sede de la CENI, es inaccesible a los medios internacionales y a los representantes de los partidos de la oposición. “Me prohibieron pedir explicaciones sobre el software de procesamiento de resultados y el centro de compilación”, se queja Salim Issa Abdillah, candidato del partido Juwa. Según un miembro del Gobierno, el acceso a la sala de recopilación de resultados está incluso prohibido a algunos comisarios de la CENI.

Síguenos en WhatsApp

Mantente informado

Recibe las novedades africanas imprescindibles en WhatsApp con el canal “Monde Afrique”

Unirse

La Convención para la Renovación de las Comoras (CRC), el partido gobernante, advirtió a través del portavoz gubernamental Houmed Msaidie que los excesos de la oposición “no sería tolerado”. Msaidie ya ha anunciado que, según el recuento del partido presidencial, Azali Assoumani sería reelegido con el 57% de los votos. Unas elecciones a partir de la primera vuelta en las que el hombre fuerte de Moroni marcó su objetivo, evitando así una alianza de candidatos de la oposición en la segunda vuelta.